9 accidentes comunes en la cocina y cómo evitarlos

Estos son los 9 accidentes más comunes en la cocina, desde quemaduras hasta cortes. Todo se puede evitar.

buenazo

Son situaciones recurrentes, pero que se pueden prevenir. Y no es para menos, ya que las cocinas son lugares de riesgo, donde suele haber objetos —ollas, hornos y sartenes— a altas temperaturas, o cuchillos con filo. La situación de riesgo se agrava en condiciones extremas, cuando en la familia el tiempo apremia o hay niños pequeños rondando.

Por eso, acá repasamos cuáles son los accidentes más comunes y ofrecemos algunas recomendaciones prácticas (algunas muy sencillas) para prevenirlos. Toma nota.

1. Quemadura con líquidos calientes

Es quizás el accidente más común. Suele suceder cuando dejas el agua, el aceite o el caramelo calentando en la olla o sartén y tropiezas con el mango, volcando el contenido sobre tu cuerpo. Es especialmente peligroso cuando le sucede a niños pequeños, que buscan alcanzar la olla desde abajo. Por eso, es importante que no dejes los mangos hacia afuera de la cocina; y estar atento especialmente con los más pequeños (que no se acerquen a la cocina). También ten cuidado cuando hagas fritura de inmersión, ya que el aceite suele hacer espuma —y rebalsarse— cuando entra en contacto con productos congelados que contienen agua. Por último, cuando agregues algún insumo mojado al aceite caliente pues este puede salpicar varios metros. Suele pasar con las papas fritas. Así que escurre bien.

El aceite, y en general, los líquidos calientes, son de alto riesgo. ¡Cuidado!    El aceite, y en general, los líquidos calientes, son de alto riesgo. ¡Cuidado!

2. Quemaduras con vapor

Quieres ver cómo va tu guiso o arroz, y sin percatarte del peligro, abres la tapa de la olla para oler su aroma. Entonces, el vapor de la cocción te quema la cara o las manos. Para evitarlo, abre siempre las tapas con cuidado, lejos de la olla y dejando que el vapor se libere hacia arriba. Solo entonces, puedes acercarte con cuidado, y ventilar con la mano el aroma hacia ti, para ver qué tal huele tu preparación. Eso con las ollas regulares. Si tienes una olla a presión, sigue estos consejos..

El vapor puede dejar quemaduras en el rostro o las manos.   El vapor puede dejar quemaduras en el rostro o las manos.

3. Quemaduras superficies calientes

Aunque la mayoría de ollas y sartenes tiene mangos plásticos o de metal aislados del calor del cuerpo principal de la olla, muchas veces igual se calientan, y mucho. Lo mismo que las bandejas o recipientes que llevamos al horno. Por eso, especialmente en el caso de las ollas de fierro fundido, usa siempre un guante de cocina o un trapo seco (la humedad es excelente conductora de calor) y mantente alejado o alejada de la puerta del horno u otras superficies calientes. Y cocina sin prisa, ya que es el apuro, la velocidad, lo que ocasiona los accidentes —como sucede en las pistas—. 

Los guantes de cocina ayudan a evitar quemaduras.   Los guantes de cocina ayudan a evitar quemaduras.

4. Cortes con el cuchillo

Aunque parezca mentira, los cortes con cuchillos son más frecuentes cuando estos están sin filo, ya que esto te obliga a aplicar más fuerza o presión, muchas veces sin medir las consecuencias. Por eso, mantén bien limpios y afilados tus cuchillos, para que sean herramientas eficaces y precisas. Y usa las tablas de corte sobre un paño, para que no se deslicen. Ah: y ten cuidado cuando abras latas, ya que los filos de metal también son peligrosos. 

Un cuchillo bien afilado evita los accidentes.   Un cuchillo bien afilado evita los accidentes.

5. Resbalones y caídas

Las cocinas suelen tener pisos de mayólica o superficies lisas, de tal forma que sea fáciles de limpiar. Pero esto también hace que cualquier líquido, salsa o productos en el piso sea un riesgo para quienes caminan por ahí. Hay resbalones que pueden dejar secuelas físicas graves, especialmente si llevamos algo en manos (filudo o caliente), y sobre todo entre las personas adultas mayores. Por eso, siempre que se derrame o caiga algo al piso de la cocina, sécalo o levántalo inmediatamente. Tras limpiar con un trapeador puedes usar papel absorvente para estar seguro de que quede bien seco.

Una superficie sin limpiar puede causar serios accidentes. Hay que limpiarla inmediatamente.     Una superficie sin limpiar puede causar serios accidentes. Hay que limpiarla inmediatamente.

6. Cortes con vasos o platos rotos

Estos accidentes suelen suceder en el lavadero, cuando estás lavando los platos y vasos. De pronto, uno de ellos se nos resbala por el jabón o lavavajillas, y en el intento por querer sostenerlo, nos cortamos. Lavar es pues una tarea en la que no podemos distraernos. Para evitar estos accidentes, podemos usar guantes de goma, que además de proteger tus manos de cortes graves, también cuidan tu piel del contacto continuo con el lavavajillas.

Lava con cuidado, para evitar que se rompan vasos o copas.   Lava con cuidado, para evitar que se rompan vasos o copas.

7. Quemadura al flambear

El espectáculo del flambeado llama la atención de cualquiera. Especialmente cuando hacemos el lomo saltado, nos encanta ver la llama levantarse y darle ese toque ahumado a la preparación. Sin embargo si no calculas correctamente, puede tener consecuencias graves. Por eso, siempre que flambees, evita hacerlo debajo de la campana extractora —que acumula grasas que se puede prender— y sin agitar la sartén, para evitar que el alcohol o la grasa en llamas se esparza en la cocina. Por supuesto, mantén el rostro lo más alejado que puedas de la sartén.

El flambeado no es un juego. Hay que hacerlo con cuidado.    El flambeado no es un juego. Hay que hacerlo con cuidado.

8. Fugas de gas

Ese olor no es buen augurio. El gas es una sustancia tóxica, además de inflamable. Por eso, siempre que percibas olor a gas, debes inmediatamente fijarte si hay alguna llave abierta, y ventilar rápidamente el ambiente, eso incluye abrir puertas y ventanas, así como el horno, para que se airee su interior. Si el olor continúa, verifica que no se trate de una fuga en el balón. De ser así, desconéctalo de la manguera que lo conecta a la cocina, y llévalo a un lugar abierto con un trapo húmedo tapando la válvula, para contener la fuga de gas. Ah, y por supuesto, evita encender fuego e incluso interruptoes que puedan generar alguan chispa. Y asegúrate de comprar el gas en lugares autorizados y confiables.  

El gas es un agente tóxico, además de inflamable, por lo que requiere doble cuidado.   El gas es un agente tóxico, además de inflamable, por lo que requiere doble cuidado.

9. Manipulación de productos calientes

Siempre que sancochas algo que requiere trozarse o pelarse —como las papas o huevos, por ejemplo—, ten en cuenta que, aunque la superficie haya perdido temperatura, por dentro aún pueden estar quemando. Por eso, evita manipular estos productos con las manos, y usa más bien unas pinzas o tenedor para manipular los productos calientes. Y se paciente para pelarlos o cortarlos cuando hayan perdido temperatura.

Las papas queman: no las manipules cuando aún está calientes.   Las papas queman: no las manipules cuando aún está calientes.

¿Qué hacer en caso de accidentes?

Ten siempre un botiquín de primeros auxilios en casa, con desinfectante, gasas, tijeras y esparadrapo. En caso de quemaduras, solo es necesario dejar correr agua fría sobre la herida. Nada más. No hay ningún remedio, casero o medicinal, que actúa mejor que el agua fría como primera medida para aliviar una quemadura. Si hay un corte debes contener la pérdida de sangre haciendo presión con un artículo limpio. En caso de intoxicación por gas: la asistencia de un especialista en salud en crucial. Recuerda que el botiquín es solo para la atención inmediata. Si la lesión es grave, debes acudir a un centro médico.

El agua fría es la mejor manera de calmar una quemadura.    El agua fría es la mejor manera de calmar una quemadura.

Finalmente, ten especial cuidado en cocina si hay niños pequeños en casa, ya que su curiosidad puede llevarlos a situaciones de riesgo. Evita cocinar con los niños en brazos, o mientras usas tu celular. Y recuerda tener siempre a la mano el teléfono de emergencia: 116.

¿CÓMO HACER PANQUEQUES DELICIOSOS?
video Buenazo de la semana
5 CONSEJOS FÁCILES
¿CÓMO LIMPIAR UNA OLLA QUEMADA?
video Buenazo de la semana
Recupera las ollas que pensabas desechar.