7 claves para cuidar el lavadero de tu cocina

El uso diario y la falta de cuidado pueden causar estragos en tu lavadero. Toma nota de estos consejos para que protejas tu espacio de cocina.

buenazo

El lavadero de una cocina dice mucho de quien lo usa, como los baños. Manchas de óxido, restos de comida en desagüe, atoros y malos olores son solo algunas de los síntomas de un lavadero enfermo. Felizmente, mantenerlo limpio y bien cuidado no es una tarea difícil, aunque sí constante. Toma nota de estos consejos para evitar todos sus males y que te dure muchos tiempo más.

1. Desecha correctamente

Nada peor que tirar los restos de la comida por el desagüe del lavadero, incluyendo aceite (un atentado ecológico que además es causa de atoros a largo plazo) o restos orgánicos (café, arroz, avena) e inorgánicos (papeles y restos de plástico). No hay nada peor: todo eso se debe desechar independientemente. El aceite debe ir en un recipiente para desecharlo correctamente —hay programas municipales para esto—; los restos orgánicos también deben ir a tachos exclusivos —si tienes un depósito de compost, mejor aun—, y finalmente, los inorgánicos también se deben excluir del lavabo. Así cuidarás no solo tus tuberías, sino también nuestro medio ambiente.

Nunca tires el aceite en el lavadero: contaminas el medio ambiente y puedes atorar tu desagüe.   Nunca tires el aceite en el lavadero: contaminas el medio ambiente y puedes atorar tu desagüe.

2. Usa una rejilla

Y para evitar que los restos de comida que siempre quedan u otros objetos se pasen por el desagüe, se inventó un accesorio muy simple: la rejilla. Aunque el lavadero suele venir con uno incorporado, hay rejillas que se venden por separado con orificios más pequeños que evitan la fuga de objetos indeseados por el desagüe. Son muy prácticas y la verdad que pueden evitar problemas de atoros.

La rejilla es tan simple como eficiente; las hay de distinto grosor.   La rejilla es tan simple como eficiente; las hay de distinto grosor.

3. No dejes restos de comida en el fondo

Los restos de comida, como grasa o líquidos ácidos (vinagre o cítricos) son enemigos del lavadero; también la sal y el azúcar, ya que estos pueden generar manchas que luego son difícil de limpiar. Así que una vez que termines de lavar la vajilla u ollas, pasa una esponja con un jabón suave y deja correr el agua —si es caliente, mejor—.

El enjuague al final de la limpieza evita que se queden restos de líquidos y sólidos.    El enjuague al final de la limpieza evita que se queden restos de líquidos y sólidos.

4. Seca correctamente

Muchos piensan que el lavadero es resistente al agua; y claro que lo es. Pero solo mientras estamos lavando. Y es que hay restos de líquidos que se diluyen en el agua, como los jugos de frutas, el vinagre, el aceite, o los lácteos, entre otros, que pueden generar manchas en el lavadero. Por eso, es clave limpiar todo bien y luego secar correctamente el lavadero, no solo la base, sino también los bordes pegados al tablero —sea de piedra, metal u otro material—, para evitar la proliferación de bacterias y hongos.

El secado el final de la limpieza evita el desarrollo de bacterias u óxidos.   El secado el final de la limpieza evita el desarrollo de bacterias u óxidos.

5. No limpies con sustancias corrosivas

Una vez cada cierto tiempo —semanalmente o mensualmente— haz una limpieza profunda de tu lavadero. Para eso necesitas jabón —que sea suave—, vinagre, bicarbonato, esponja y cepillo. Primero asegúrate de que no haya restos de comida en el lavadero. Luego aplica la mezcla de bicarbonato y vinagre en toda la superficie, incluyendo las llaves de agua y caño. El bicarbonato además ayudará a eliminar malo olores. Deja la mezcla unos minutos y luego pasa la esponja con jabón hasta sacar toda la mezcla. Deja correr agua y finalmente seca.

El bicarbonato es el mejor amigo de la limpieza y enemigo de los malos olores.    El bicarbonato es el mejor amigo de la limpieza y enemigo de los malos olores.

6. Limpia la trampa

La trampa no el lugar más agradable, ciertamente, pero es clave en la limpieza y mantenimiento de tu lavadero, por eso debes hacerle una limpieza cada cierto tiempo: 2-3 meses. Para limpiarla, solo debes desajustar las tuercas y dejar que todos los restos caigan en un balde. También asegúrate que no quede nada más dentro de las tuberías y pásale un cepillo a fondo para dejarla completamente limpia. Luego puedes usar una cinta de teflón si es necesario para asegurar nuevamente las tuercas y evitar fugas de agua. Si sientes que puedes malograr algo, mejor llama a un gasfitero. Es un trabajo de mantenimiento muy simple y rápido, por lo que no debería cobrar mucho. Puedes aprovechar la presencia del especialista para aplicar un poco de soda cáustica, que ayuda a desatorar las tuberías más profundas. Hazlo siguiendo las instrucciones y con extremo cuidado pues es una sustancia peligrosa.

Limpia cada cierto tiempo la trampa porque siempre se acumulan restos de comida.    Limpia cada cierto tiempo la trampa porque siempre se acumulan restos de comida.

7. Verifica la instalación

Este es, en realidad, el primer paso, o en todo caso, debería ser el preámbulo. Para evitar desperfectos, filtraciones y hongos o moho, es clave hacer una buena instalación. El secreto: aplicar la silicona o pegamento sobre una superficie seca y bien nivelada, ya que cualquier desnivel o agujeros entre el lavado y la superficie de apoyo puede generar que se filtre agua en el tablero, lo que en poco tiempo causará daños irreparables. Si notas algún desperfecto en la instalación ya realizada es mejor que la corrijas antes de que sea demasiado tarde.

Instalar correctamente el lavadero es clave para evitar futuros problemas.    Instalar correctamente el lavadero es clave para evitar futuros problemas.

Con estos consejos tendrás un lavadero limpio y en buen funcionamiento por mucho tiempo. Recuerda: la limpieza es clave para evitar no solo desperfectos, sino también problemas de salud en tu cocina.

Si te pareció útil esta nota, te recomendamos que revises estas otras:

¿CÓMO HACER PANQUEQUES DELICIOSOS?
video Buenazo de la semana
5 CONSEJOS FÁCILES
¿CÓMO LIMPIAR UNA OLLA QUEMADA?
video Buenazo de la semana
Recupera las ollas que pensabas desechar.