¿Son mejores las cocinas de inducción que las de gas?

¿Sabes cómo funciona una cocina de inducción y cuáles son los pros y contras frente a las tradicionales?

buenazo

Dicen que son más seguras, económicas y eficientes que las cocinas convencionales; que evitan accidentes en la cocina, que ahorran energía y que son muy rápidas. Pero, también que son más caras y tienen algunas limitaciones, pues por ejemplo, solo admiten algunos tipos de ollas. Lo cierto es que, como en todo, las cocinas de inducción tienen pros y contras. Aquí te explicamos cuáles son para que tomes una buena decisión en caso estés pensando comprarte una.

En realidad, este tipo de cocinas deberían tener otro nombre: cocinas electromagnéticas, pues es así como funcionan: con un sistema compuesto por magnetos y bovinas de cobre que solo en presencia de un objeto magnetizado. Es decir, si una olla adecuada no hace contacto con la superficie, la hornilla no se encenderá... Es más, si partiéramos una olla por la mitad y prendiéramos la hornilla, solo se calentará la mitad metálica. Por ello, son más seguras y eficientes que las cocinas convencionales.

Si no hay contacto con metal, no hay calor.    Si no hay contacto con metal, no hay calor.

Ventajas y desventajas

1. El tipo de ollas que usa

Muchos piensan que al ser cocinas “especiales” o “diferentes” requieren un menaje distinto, y es de alguna manera cierto. Las cocinas de inducción solo calientan superficies magnetizadas. Es decir, las ollas tienen que ser de acero o contener algún material ferromagnético. Ni cerámica, ni aluminio. Para confirmar si una olla o sartén funcionará en este tipo de cocina, procede a realizar la prueba del imán. Si el imán se adhiere a la base, funcionará. Puede incluso ser de aluminio, pero con base de acero.

2. Ahorro

Al actuar solo sobre superficies ferromagnéticas, no hay desperdicio de energía. La única energía residual es la que genera la olla misma. Se calcula que consume menos energía que una cocina eléctrica o sea que es más eficiente. Pero su costo en el mercado es superior al de una cocina eléctrica convencional y considerablemente superior al de una a gas (en proporción de 3 a 1).

Estas cocinas solo calientan las ollas ferromagnéticas.    Estas cocinas solo calientan las ollas ferromagnéticas.

3. Seguridad

Pero por el mismo motivo de que solo afecta a objetos ferromagnéticos, es mucho más segura en cuanto a riesgo de quemaduras que las cocinas convencionales de gas o eléctricas, en especial para niños o personas mayores.

4. Limpieza

Definitivamente, es la gran ventaja de estas cocinas, que son fáciles de limpiar, ya que los objetos, sólidos o líquidos, que caen sobre la cocina, no se queman. Basta pasar un trapo húmedo. 

La limpieza es su gran ventaja sobre las otras.   La limpieza es su gran ventaja sobre las otras.

5. Rapidez

Pueden pasar de la temperatura más baja a las más alta inmediatamente, y como solo actúa en un área específica, son muy eficientes. La desventaja frente al gas, por ejemplo, es que no se pueden hacer salteado, ya que no hay flama que le dé el típico ahumado. 

Una limitación es que con una cocina de inducción no puedes hacer saltados.    Una limitación es que con una cocina de inducción no puedes hacer saltados.

Y tú, ¿te animas por una cocina de inducción?

¿CÓMO HACER PANQUEQUES DELICIOSOS?
video Buenazo de la semana
5 CONSEJOS FÁCILES
¿CÓMO LIMPIAR UNA OLLA QUEMADA?
video Buenazo de la semana
Recupera las ollas que pensabas desechar.