Microondas: mitos y verdades

Mucho se habla sobre los riesgos de cocinar en microondas. Pero, ¿cuánto de cierto hay en esta creencia? La respuesta te sorprenderá.

buenazo
REDACCIÓN
Redacción Buenazo19 Oct 2020 | 19:26 h

La gente teme lo que no entiende o desconoce, y no hay artefacto en la cocina más extraño e incomprendido que el microondas. Es precisamente ese miedo lo que ha motivado todas las historias sobre los riesgos de este maravilloso invento: que emite radiación y su uso puede causar cáncer, que elimina los nutrientes de la comida, que afecta nuestro ADN.

Sin embargo, nos gustaría creer que para cuando termines de leer esta nota, habrás disipado todas tus dudas respecto del microonadas. Y si aún no tienes uno, o te resistes a usarlo, pues te enimes a usarlo o a comprarte uno, pues, créenos, hay mucho más benefecios que desventajas de usarlo.

¿Cómo funciona?

Para empezar, conviene explicar cómo funciona un microondas. Aunque se trata de la parte más difícil de entender, trataremos de explicarlo lo más simple posible. A ver… los microondas trabajan con ondas electromagnéticas, las mismas que nos permiten escuchar radio, hablar por teléfono, iluminar con un foco y hasta sacarnos rayos X. Sin embargo, no todas tienen el mismo efecto.

No hay efectos dañinos para la salud ni para la calidad de los alimentos con el uso del microondas.   No hay efectos dañinos para la salud ni para la calidad de los alimentos con el uso del microondas.

¿Cuáles son los riesgos, entonces?

Hay riesgo solo cuando se usa mal o el aparato está en mal estado. Por eso:

  • Límpialo regularmente y no uses metales para evitar hacerle daño a la superficie interna y no raspar el recubrimiento que tiene.
  • Evitar, también, introducir recipientes o cubiertos de metal durante su uso, ya que el metal reacciona a las ondas electromagnéticas y puede dañar el aparato. Si alguna vez lo has hecho —también puedes buscar videos en internet—, habrás visto rayos que salen en dirección a las paredes internas del microondas, así que recomendamos no hacerlo.
  • Ten en cuenta que hay plásticos que son aptos para usar en el microondas. No uses cualquiera: busca aquellos que tengan la correspondiente certificación. Si no estás seguro, mejor usar cerámica o vidrio.
  • Respecto de la radiación, los equipos emiten menos radiación que la que supone riesgo para la salud. Es decir, es insignificante.
Los recipientes plásticos aptos para el microondas cuentan con señalética que lo indica.   Los recipientes plásticos aptos para el microondas cuentan con señalética que lo indica.

“El problema”, nos dice Angélica Sasaki, cocinera con una enorme experiencia en el uso de este artefacto, “es que mucha gente usa el microondas sin haber leído el manual siquiera. Tienen que saber, por ejemplo, que el tamaño del microondas es proporcional a su potencia: mientras más grande, más potente. Entonces, un minuto en uno grande no es lo mismo que en uno pequeño o en uno mediano. Por eso siempre recomiendo no poner tanto tiempo, y más bien, guiarse por el manual, o hacer pruebas, poco a poco”.

¿Cuáles son sus principales ventajas?

Al afectar a las moléculas de agua de un forma tan rápida, se puede reducir muchísimo el tiempo para calentar o cocinar. Lo que en un olla o al vapor puede tomar 15 o 20 minutos, en el horno microondas toma 5 minutos. Y eso se traduce en un ahorro de energía. Recuerda: un microondas no consume más energía eléctrica que una secadora de pelo, pero sí más que una licuadora. La ventaja es que el tiempo de su uso es menor.

Un horno convencional primero calienta la superficie, y va avanzando hacia el centro de la material poco a poco. En cambio, el microondas calienta la materia hasta unos dos o tres centímetros de profundidad. Esto también se traduce en una mejor conservación de los nutrientes, porque el tiempo de exposición a altas temperaturas es menor. Está comprobado que el sancochado, por ejemplo, o sea, la cocción en agua caliente, es la técnica que menos favorece la conservación de nutrientes; la técnica más efectiva en ese sentido es al vapor.

Las verduras conservan sus nutrientes en el microondas. Solo hay que mantenerlas húmedas.   Las verduras conservan sus nutrientes en el microondas. Solo hay que mantenerlas húmedas.

¿Y las desventajas?

La principal desventaja del microondas es que su cocción no es pareja. De hecho, te debe haber pasado que cuando sacas tu plato aún hay partes frías. Por eso se recomienda calentar los platos con una tapa —que puede ser otro plato volteado—, para evitar que la humedad se disipe. Por eso es que también hay que tener cuidado cuando se cocina con microondas, porque puede que pasar que parte de la proteína —un pollo, por ejemplo—, quede cruda. Para evitar eso, se recomienda trozar la carne o vegetales en tamaños parejos.

La tapa para microondas evita que la humedad se pierda y los alimentos se resequen.    La tapa para microondas evita que la humedad se pierda y los alimentos se resequen.

Tampoco puede tostar o dorar. Efectivamente, el microondas es incapaz de generar la reacción de Maillard, por eso cuando cocemos una pedazo de carne queda con un color apagado, poco atractivo. Sin embargo, la carne sí está cocida.

El pan nunca se va a tostar en el microondas. Se puede secar, pero nunca dorar.    El pan nunca se va a tostar en el microondas. Se puede secar, pero nunca dorar.

¿Hay riesgo?

El mayor riesgo está en las quemaduras. Y esto sucede cuando no se usa correctamente el microondas. Por ejemplo, hay que tener cuidado de calentar agua, ya que puede llegar a hervir sin producir el acostumbrado burbujeo, y este solo acontece cuando se agita o se le introduce algo. Y entonces puede ocasionar desbordes y, en consecuencia, generar quemaduras. Tampoco se recomienda usar cualquier plástico para calentar, ya que no todos son aptos para microondas (fíjate que tengan la certificación correspondiente).

Recomendaciones

  • Sigue siempre las instrucciones del fabricante —el manual— respecto de los tiempos de cocción de los alimentos.
  • Calienta los platos de comida correctamente tapados.
  • No introduzcas elementos punzo-cortantes en el microondas, porque pueden dañar su superficie.
Realiza una limpieza regularmente y nunca introduzcas objetos punzocortantes que pueden dañar la superficie interior.   Realiza una limpieza regularmente y nunca introduzcas objetos punzocortantes que pueden dañar la superficie interior.
  • Si quieres cocinar verduras, colócalas en un recipiente de vidrio o plástico apto para microondas, y agrégales un poco de agua.
  • Para descongelar, usa siempre la función de descongelado, que tienen menor potencia para evitar que se cocine o recaliente en algunos puntos más que en otros.
La función de descongelar es muy efectiva, ya que tiene menor potencia y descongela parejo.    La función de descongelar es muy efectiva, ya que tiene menor potencia y descongela parejo.
  • Puedes deshitratar algunas hojas. Según la señora Sasaki: “orégano, manzanilla, perejil y hierbaluisa; mas no las que son muy aromáticas, como el culantro, la albahaca o el huacatay”.
  • Es preferible no cocinar un huevo en el microondas por puede explotar. Si quieres, puedes romper el huevo y mezclarlo en un recipiente para luego recién cocinarlo en el microondas.
El huevo es un alimento poco recomendable para cocinar en el microondas, porque puede reventar.   El huevo es un alimento poco recomendable para cocinar en el microondas, porque puede reventar.
  • Para cocinar un filete de pescado, se recomienda cocinarlo en el microondas, y dejarlo reposar un par de minutos fuera de él para que termine de cocinarse con el calor residual.

Bueno, esperamos que la información contenida en esta nota haya disipado tus temores. Recuerda, el miedo lleva a la ira, y la ira al odio… Piensa más bien que esta caja maravillosa es solo una gran invento que nos ahorra mucho tiempo en la cocina. Su uso tiene muchos beneficios y los riesgos se evitan con el uso adecuado.

Si te interesó esta nota, quizás te interesa también esta: Los secretos secretitos de Angélica Sasaki.

Video recomendado