Pollo a la brasa casero [VIDEO]

El pollo a la brasa es el plato más consumido por los peruanos. En esta nota te enseñamos que no solo puede cocinarse en las pollerías; sino también, en tu casa. Aplica tus habilidades culinarias para elaborar este delicioso plato... Y conoce su origen.

pollo a la brasa

Según la Asociación Peruana de Avicultura, el pollo a la brasa es el plato favorito de los peruanos (2019): 50% de los peruanos lo eligen a la hora de salir a comer a la calle, por encima del ceviche. De hecho, 20% de los pollos que se producen en el Perú —unos 60 millones mensuales— se destinan a esta preparación. Otro informe —de Euromonitor International— señala que cada año los peruanos acuden a comprar a una pollería aproximadamente 37 veces. ¡Esto es tres veces al mes! No por nada las pollerías mueven el 40 % del mercado de comida rápida en el país.

INGREDIENTES

  • 1 pollo mediano con piel
  • 1⁄2 cucharada de romero seco
  • 1⁄2 cucharada de pimienta negra molida
  • 1⁄2 cucharada de comino
  • 1⁄2 cucharada de sillao
  • 1⁄2 cucharada de orégano en polvo
  • 1 cucharada de ajo molido
  • 1⁄2 cucharada de ají panca molido
  • 1⁄2 taza de cerveza negra
  • Sal
  • Mantequilla
  • Agua
4 porciones60

PREPARACIÓN

  1. Echar 4 cucharadas de sal en una olla grande con agua y mover bien.
  2. Sumergir el pollo entero y refrigerar en salmuera por 8 horas.
  3. Picar el romero lo más chico posible y echarlo en un bol.
  4. Agregar la pimienta negra y una cucharadita de sal. Añadir el comino, el sillao, el orégano, el ajo molido, el ají panca y la cerveza negra. Mezclar y rectificar la sal. Reservar esta marinada.
  5. Sacar el pollo de la refrigeradora, escurrirlo y colocarlo en un bowl limpio.
  6. Bañarlo con la marinada. Procurar introducir la mezcla entre la piel y la carne. Tapar el bowl con papel film y dejarlo reposar por al menos ocho horas más con la pechuga hacia abajo. Darle la vuelta un par de horas antes de sacarlo.
  7. Transcurrido el tiempo, colocar el pollo en una bandeja o fuente para horno y pincelarlo con mantequilla por encima y dentro de la piel.
  8. Cocinarlo en el horno a 270 ºC por 90 minutos (o 120 minutos si el pollo está muy frío).
  9. Pasados los primeros 40 minutos, bañarlo con el jugo que quedó de la marinada. Girar la bandeja 3 o 4 veces durante la cocción para que se cocine parejo.
  10. Volver a pincelar con mantequilla derretida unos 20 minutos antes de sacarlo. Mirar constantemente. Sacarlo del horno antes de que la piel empiece a dorarse demasiado o quemarse.

CONSEJOS

MÁS INFORMACIÓN

El pollo a la brasa es un producto omnipresente en las mesas peruanas. De hecho, somos los principales consumidores de pollo de Latinoamérica: 47 kilos anuales. ¿Y por qué? Porque es una carne saludable, nutritiva, económica y muy versátil. Tal es el gusto del peruano por el pollo a la brasa que hasta el Ministerio de Cultura lo declaró Patrimonio de la Nación en 2004, y le ha declarado un día: el tercer domingo del mes de julio. Un día en el que, por supuesto, las ventas de pollo a la brasa alcanzan cifras astronómicas. Pero, ¿sabes cuál es origen de este plato bandera? ¿Quiénes lo inventaron y dónde?

Lo peruanos se dividen entre los que piden parte pecho y parte pierna.

¿Cuál es su herencia?

Cuenta la historia oficial que su creación se remonta a la década de 1950. En San Clara, distrito de Ate, un inmigrante suizo llamado Roger Schuler empezó a experimentar distintos tipos de cocción del pollo, hasta que dio con la fórmula de pollo al carbón. El secreto de su receta era solo usar sal y la cocina a la brasa. Sin embargo, su método no estaría completo sin la mano y conocimientos mecánicos de su compatriota Franz Ulrich, quien diseñó un horno especial que permitía cocinar varios pollos a la vez en unas barras de fierro giratorias al que bautizaron como El rotombo.

El hornero tiene un papel clave en toda pollería: de sus manos salen cientos de pollos diarios.

Este sería el punto de partida del hoy famoso restaurante Graja Azul, que aún funciona en Santa Clara, cuya técnica se ha replicado en todo el país gracias a distintas empresas productoras de este tipo de horno. Lo único que ha cambiado son las recetas para marinar el pollo. Las hay de distinto sabor; de hecho, cada pollería ha desarrollado su propia receta, para ganar adeptos y diferenciarse de las demás: criollas, chinas, nikkei, amazónicas, andinas. Las hay para todos los gustos y bolsillos, pero ciertamente hay un sabor canónico del pollo a la brasa, basado en un aderezo que casi siempre contiene: ají panca, orégano, romero, sillao, ajo, comino, sal y pimienta.

Papas, ensalada y salsas

Todo pollo que se respete viene con papas fritas y ensalada. Hay quienes usan papas peruanas, pero la gran mayoría de pollerías usan papas precocidas. Respecto de las ensaladas: unas son frescas, otras cocidas. Unas llevan choclo, otras palta y beterraga. Hay pollerías que acompañan el pollo con arroz chaufa o menestrón. Pero lo que no puede faltar son las salsas: cada pollería se distingue por su tipo de mayonesa y ají pollero, dos salsas inseparables del pollo a la brasa y que son las que terminan de cerrar la experiencia pollera. Y, bueno, por qué no, también el kétchup.

Este es el plato preferido por los peruanos: el 20% de los pollos que se producen en el Perú termina así.

El ajicito

Y si te animas a prepararlo en casa, la receta del ají pollero (para pollo a la brasa)

Y te dejamos también nuestra selección de Pollos a la brasa que debes probar y tienen delivery.

El pollo a la brasa ha evolucionado desde sus orígenes, hace 70 años.

¿CÓMO HACER PANQUEQUES DELICIOSOS?
video Buenazo de la semana
5 CONSEJOS FÁCILES
¿CÓMO LIMPIAR UNA OLLA QUEMADA?
video Buenazo de la semana
Recupera las ollas que pensabas desechar.