¿Cómo eliminar el mal olor de la refri?

Sigue estos prácticos consejos para dejar tu refrigeradora impecable, y para prevenir y eliminar olores desagradables.

buenazo
REDACCIÓN
Redacción Buenazo13 Oct 2020 | 18:58 h

Suele pasar: un día abres tu refri y un olor fétido te dice que algo se está pudriendo, y no precisamente en Dinamarca. Bueno, hay varias razones para que suceda esto. Pero descuida, no hay nada que una buena limpieza no pueda eliminar, aunque a veces tome tiempo.

Los malos olores suelen provenir de un espacio al que le falta limpieza o porque hay alimentos en descomposición y poca ventilación. Suele pasar que se nos cae un poco de leche o jugo, y no lo limpiamos a tiempo, y es ahí cuando empiezan los problemas. A veces nos damos con la sorpresa de que hay un producto en un estado adelantado de descomposición perdido del fondo del cajón de frutas. Pero lo peor que puede pasar es que vuelvas de un viaje y te des con la sorpresa que tu refri se ha malogrado o te cortaron la luz, y todo su contenido se ha echado a perder.

¿Cómo realizar la limpieza?

Sea cual sea tu caso, lo primero que debes hacer es sacar todo el contenido de la refri y proceder a darle una limpieza profunda. Si hay algo que necesite refrigeración, puedes ponerlo en un cooler o contenedor con hielo hasta que tu electrodoméstico esté operativo de nuevo. Aprovecha y deshazte de los productos vencidos o con mal aspecto. Chau.

¿Con qué limpiar? Para limpiar la refri necesitas una mezcla que desinfecte y elimine el mal olor. Para eso, recomendamos que uses una solución de cloro con agua, la misma que usas para desinfectar las superficies de tu casa en estos tiempos covid-19 (20 ml de cloro en 980 ml de agua). También puedes usar una mezcla de agua con lavavajillas. La idea tampoco es que tu refri huela a baño limpio, sino que sea neutral.

Usa una mezcla de cloro y agua, o bicarbonato y agua para limpiar a profundidad la refrigeradora.   Usa una mezcla de cloro y agua, o bicarbonato y agua para limpiar a profundidad la refrigeradora.

Eso sí, saca todos los separadores, bandejas y cajones, y límpialos fuera de la refri —de preferencia—. Ahora procede a limpiar todas las paredes interiores. Ah, ¿sabes qué debes limpiar concienzudamente? Los jebes de las puertas, que suelen honguearse o acumular restos sólidos y líquidos. Si nunca lo has hecho, seguro te vas a llevar una mala sorpresa ahí.

Si quieres deja que todo se seque por sí solo mientras la nevera se ventila, o pásale un papel toalla. De hecho, recomendamos que dejes la puerta abierta un tiempo antes de meter todo de vuelta y cerrar la refri. Ojo, la refri debe estar desenchufada.

El polvito milagroso

Si sientes que el olor persiste, es hora de recurrir al ingrediente milagroso, uno que se usa tanto en el baño como en la cocina, y que sirve para preparar postres y curarnos la indigestión. Sí, el bendito bicarbonato. Este polvo finamente cristalino tiene mil usos, entre los cuales están eliminar malos olores, realizar limpieza y hornear. Por eso es bueno tener siempre un poco en casa.

Dadas sus propiedades higiénicas —su pH alcalino contrarresta a los ácidos—, el bicarbonato es muy efectivo para eliminar olores y manchas. Por eso, lo puedes usar para limpiar y eliminar malos olores de tu refri. ¿Cómo? Mezcla un poco de agua tibia con bicarbonato —se disolverá— y pasa la mezcla con un trapo por todas las superficies interiores. Si el olor persiste en algunos puntos específicos, puedes tomar un poco del polvo y aplicarlo en ese lugar. Déjalo que actúe unos minutos y luego limpia el exceso. Deja que se ventile y ya.

Coloque un poco de bicarbonato en un recipiente para que absorba los malos olores.   Coloque un poco de bicarbonato en un recipiente para que absorba los malos olores.

Organiza el contenido

Los distintos espacios de las refrigeradoras tienen usos específicos. Así que úsalos correctamente. Los huevos tienen un compartimiento especial, lo mismo que los vegetales. De hecho, la parte superior suele usarse para los productos que necesitan menos temperatura, mientras que las partes bajas suelen servir para las frutas y verduras.

Ahora que va a meter todo de vuelta, fíjate e las fechas de caducidad y elimina todo lo que ya está vencido, esté marchito o se ha echado a perder. Y asegúrate de guardar todo en recipientes que cierren herméticamente. No te acostumbres a dejar platos o recipientes sin tapar, porque no solo producen olor, sino que también los absorben, y a nadie la gusta comer algo que huele o sabe a otra cosa.

La mejor forma de guardar tu comida en la refri es en recipientes de vidrio o plástico con cierre hermético.   La mejor forma de guardar tu comida en la refri es en recipientes de vidrio o plástico con cierre hermético.

Más vale prevenir

Si quieres evitar que en el futuro te llevas una mala sorpresa que involucre malos olores, puedes colocar un poco de bicarbonato en un recipiente y dejarlo en el medio de la refrigeradora. Así te aseguras que se eliminen los malos olores futuros. También hay quienes recomiendan que se frote con cuidado un limón —cortado por la mitad— en la superficie interna, evitando que se queden restos del fruto en las junturas o esquinas.

Para evitar tener estos problemas en el futuro, te recomendamos limpiar tu refrigerador una vez al mes, y a profundidad al menos una vez cada seis meses. Revisa siempre la sección de vegetales y evita guardar platos o recipientes sin cobertura. Para eso es muy útil el papel film. No dejes los restos por varios días. Recuerda que siempre puedes compostar los restos orgánicos.

Video recomendado