buenazo

Marcianos de frutas (VIDEO)

¿Quién no añora comerse un rico marciano en un día de calor? ¿Te imaginas lo delicioso que sería si los hacemos, además, con ingredientes como leche condensada, fudge o chispas de chocolate? Aquí algunas propuestas, ¿te animas a prepararlos?

INGREDIENTES

Lúcuma con leche y fudge de chocolate:

  • 1⁄2 kilo de lúcuma
  • 1 tarro de leche evaporada
  • 1⁄2 taza de agua
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 taza de azúcar
  • Fudge de chocolate a gusto


Fresa relleno con leche condensada:

  • 1 kilo de fresa
  • 1 tarro de leche evaporada
  • 1⁄2 taza de agua
  • 1 taza de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 tarro de leche condensada


Coco con leche y chispas de chocolate:

  • 1 unidad de coco
  • 1 tarro de leche evaporada
  • 1 taza de azúcar
  • 1⁄2 taza de agua
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 taza de chispas de chocolate
36 porciones35 min
PREPARACIÓN

Lúcuma con leche y fudge de chocolate:

  1. Colocar la pulpa de lúcuma en el vaso de la licuadora. Añadir la leche, agua, esencia de vainilla y azúcar. Licuar.
  2. Colocar un poco de fudge en una bolsita para marcianos. Añadir un poco del jugo de lúcuma. Amarrar la bolsa. Refrigerar mínimo un día.

Fresa relleno con leche condensada:

  1. Poner las fresas en la licuadora. Añadir la leche evaporada, el agua, el azúcar y la esencia de vainilla. Licuar.
  2. Colocar un poco de leche condensada en una bolsita para marcianos. Añadir un poco del jugo de fresa. Amarrar la bolsa. Refrigerar mínimo un día.

Coco con leche y chispas de chocolate:

  1. Colocar el coco limpio en la licuadora. Agregar la leche, el azúcar, el agua y la vainilla. Licuar. Colar la mitad de la mezcla. Volver a juntar las dos partes de la mezcla.
  2. Colocar un poco del jugo de coco en una bolsita para marcianos. Añadir chispas de chocolate. Amarrar la bolsa. Refrigerar mínimo un día.
¿SABÍAS QUE...?

Los marcianos o chups son también llamados bodoques o batitubos en otras zonas del Perú. Son helados elaborados principalmente de fruta y congelados en bolsitas tubulares y delgadas. Sus riquísimos y refrescantes sabores —que muchas veces nos remontan a nuestra niñez— los hacen infaltables en días de intenso calor. De frutas como fresa, maracuyá, lúcuma y coco, de chocolate con leche, o incluso de café, champagne y emoliente.