Trucha: 6 razones por las que es bueno comerla

¿La trucha no forma parte de tu dieta? Acá te damos seis razones para incorporar este sabroso y nutritivo pez a tu alimentación.

buenazo

La trucha (Oncorhynchus mykiss) es el pescado por excelencia de nuestra región andina, pero no es oriundo de nuestro país. Perteneciente a la familia de los salmónidos, la trucha arcoíris fue introducida desde EE.UU. en los años veinte, en las regiones de Junín, con fines deportivos.

Hoy, este pez habita los ríos, lagos y lagunas de aguas limpias de los Andes. Aunque hay captura de trucha silvestre en algunas zonas, la mayoría de la producción se realiza bajo el sistema de crianza en piscigranjas, un negocio con muy buenas proyección. 

Sea frita, en ceviche, al horno o a la parrilla, la trucha es un alimento versátil, sano, nutritivo y muy sabroso. Pero, ¿sabes cuáles son todos sus beneficios para ti? Toma en cuenta estas seis razones para incorporar la trucha en tu dieta regular.  

1. Buena con tu corazón

Como el salmón y muchos otros pescados de carne oscura, la trucha es rica en Omega 3, un tipo de ácido grasos con múltiples beneficios para la salud. Esta grasa limpia nuestro sistema circulatorio, por lo que se recomienda especialmente para personas con problemas de presión arterial y colesterol

Trucha a la parrilla, muy fácil de hacer y muy sabrosa.   Trucha a la parrilla, muy fácil de hacer y muy sabrosa.

2. Buena para tu cerebro

Esta misma grasa es clave para el desarrollo y configuración de tu cerebro, de tal forma que pueda desarrollarse y alcanzar toda su plenitud. Y no solo fisiológicamente; se ha demostrado que es esto tiene efectos beneficiosos para en lo que respecta a la memoria y el estado de humor, así como a proteger el cerebro contra el declive cognitivo que viene con los años.

3. Baja en grasa y calorías

En 100 gramos de trucha encontramos apenas 3 gramos de grasa y 139 calorías. Por esta razón, la trucha es una muy buena opción para quienes buscan controlar o bajar su peso, sin dejar de consumir, además, proteína de alto valor biológico. 

La trucha está cada vez más cerca de los mercados de las grandes ciudades.   La trucha está cada vez más cerca de los mercados de las grandes ciudades.

4. Rica en minerales

Esta especie de salmónido se nutre de los minerales de las fuentes de agua andinas. Por eso, es rica en selenio, fósforo, potasio y magnesio, elementos indispensables para la mayoría de funciones corporales y la salud celular. 

5. Amigable con tu bolsillo

La trucha es uno de los peces con mejor relación calidad precio. Especialmente en las regiones donde se cultiva —Puno, Pasco, Huancavelica—, la trucha es una fuente de ingresos clave para el desarrollo regional. Las mejoras en toda la cadena de valor —producción, distribución y comercialización— han permitido, además, que esté disponible todo el año, y cada vez más cerca de los mercados urbanos, donde es posible encontrarla fresca o congelada

La trucha es una opción saludable, económica y muy sabrosa.   La trucha es una opción saludable, económica y muy sabrosa.

6. Es súper versátil

La trucha se puede preparar de mil maneras. Cruda, se puede comer en forma de  ceviche o tiradito, incluso en rolls o makis. Curada —y ahumada— puede combinarse con muy bien con quesos cremosos, y servirse como un piqueo o tapa. Como es un pescado graso, aguanta bien el calor del horno, la parrilla o la sartén. Además, su piel crujiente es una delicia por sí misma. Solo hay que tener un poco de cuidado con las espinas, algunas muy pequeñas. 

¿Necesitas más motivos para comer más trucha? ¿Cómo te gusta comerla?

5 COCTELES CON CHAMPÁN
video Buenazo de la semana
PARA EL VERANO