¿Cómo evitar que la sal se humedezca?

Un problema común en la cocina debido a la humedad en el ambiente. Toma nota de estos consejos para que tu salero nunca se humedezca.

buenazo

Es común sobre todo en ambientes húmedos, como el de las ciudades de la costa, que la sal se humedezca en el salero, o peor, que incluso surjan unas gotas de agua. Y aunque la sal se pueda seguir usando en ciertas preparaciones o se pueda rescatar, hay que buscar soluciones para que el salero se mantenga siempre seca y sea fácil de usar en el momento en que la necesitemos. Pero, ¿sabes por qué se humedece la sal y cómo prevenir que esto suceda? Veamos. 

La sal se humedece porque es un producto higroscópico, es decir, absorbe la humedad del ambiente. Pero lo hace casualmente de las moléculas de agua que flotan en el aire, las cuales, al pasar cerca a la sal, se pegan a su superficie. Los elementos con esta cualidad se usan como deshumedecedores de ambiente o en los pañales, por ejemplo. Por eso también encontramos bolsitas o bolitas de silica en los astilleros.  

La sal absorbe la humedad del ambiente.    La sal absorbe la humedad del ambiente.

¿Cómo evitar que esto suceda?

Muchos productores de sal de mesa agregan sustancias que anulan esta cualidad de la sal. Por eso hay sales que se humedecen más que otras. Pero la cultura popular también ha desarrollado soluciones para este problemita doméstico. ¿Qué hacer?

1. Granos crudos de arroz

La idea es que estos absorban la humedad para que esta no afecta la sal. El grano más común —que seguro todos usamos— es el arroz crudo, que se agrega directamente al salero. Es más, si la sal ya está apelmazada, puedes agregar los granos de arroz para secarla. Hay quienes también recomiendan granos de café tostado, o frijoles crudos, que cumplirán la misma función que el arroz, sin alterar las propiedades de la sal. Eso sí, debes verificar que los agujeros del salero tengan el tamaño adecuado para que dejen salir la sal, pero no el arroz. Nadie quiere encontrarse, por ejemplo, un grano curdo de arroz en la palta.

Los granos de arroz son la solución más frecuente para evitar la humedad en el salero.   Los granos de arroz son la solución más frecuente para evitar la humedad en el salero.

2. Mejorar el almacenamiento

Un correcto almacenamiento también evitará que la sal se humedezca. ¿Cómo? Guarda el salero en un recipiente que se pueda cerrar herméticamente; puede ser una bolsa ziplock o un táper de plástico. Haz lo mismo con la bolsa de sal; en vez de tenerla abierta en tu despensa o alacena, guárdala en un frasco de cierre hermético, y en un lugar seco, al cual también le puedes agregar granos de arroz crudo.  

Un frasco hermético y un lugar seco evitarán que la humedad afecta la sal en tu cocina.    Un frasco hermético y un lugar seco evitarán que la humedad afecta la sal en tu cocina.

Evita, también, mantener la sal cerca de la refrigeradora o del horno, ya que la primera es una fuente de humedad, mientras que el segundo —o cualquier otra fuente de calor—, puede hacer que la humedad del salero se condense y humedezca la sal.

Y tú, ¿qué otro truco conoces para evitar que la sal se humedezca?

3 churros buenazos
video Buenazo de la semana
y su origen...
LOS 10 MEJORES TURRONES DE DOÑA PEPA DEL PERÚ
video Buenazo de la semana
Toma nota