¿Qué verduras y frutas deben refrigerarse, y cómo?

En algunos casos la refrigeración es más perjudicial que beneficiosa. Entérate qué verduras y frutas sí requieren refrigeración y cómo.

buenazo
REDACTOR
Redacción Buenazo
03 Dic 2020 | 10:02 h

El refrigerador es uno de los inventos más importantes de los últimos 200 años. Gracias a él, podemos conservar los alimentos por más tiempo y tenemos menos desperdicios. De hecho, tener uno de estos electrodomésticos en casa es un buen indicador de la calidad de vida de un hogar. Pero, ¿sabes realmente qué puedes guardar en él y cómo hacerlo? A continuación una guía sobre la conservación de frutas y verduras comunes (si quieres, antes puedes consultar esta nota sobre las partes de una refrigeradora y sus usos).

La lechuga

¿Has visto lo que le pasa a una lechuga cuando la dejas sin refrigerar en un ambiente calido? Termina marchita, todo lo contrario a un producto fresco y vivo. Se recomienda, por ello, mantenerlas refrigerada en una bolsa plástica, lo más seca posible y separada de otros productos. Lo mismo con la col y la espinaca. Eso sí, ten cuidado de no congelarlas o enfriarlas mucho porque también se marchitarán y se harán irrecuperables.

Las hierbas

¿Cómo hacer con la albahaca, el culantro, el perejil (todas hierbas de hoja frágil)? Es mejor guardarlas en una bolsa plástica en el cajón de verduras. Para mantenerlas por más tiempo, puedes deshojarlas y guardarlas en recipientes herméticos, colocando papel toalla para separarlas por niveles y mantenerlas secas.

Las hierbas, lechugas y otras hojas es mejor refrigerarlas, pero sin exceso de agua, porque se marchitan.   Las hierbas, lechugas y otras hojas es mejor refrigerarlas, pero sin exceso de agua, porque se marchitan.

Enlatados

Todos los enlatados o envasados que han sido abiertos y no se han consumido en su totalidad, deben cambiarse de envase —a uno hermético— y refrigerarse. Esto vale para los duraznos al jugo, frejoles, aceitunas, jalapeños, etc. Así evitarás los malos olores, la contaminación cruzada, así como la oxidación de los envases enlatados.

Mantén tu comida en envases herméticamente cerrados para evitar malos olores y contaminación.   Mantén tu comida en envases herméticamente cerrados para evitar malos olores y contaminación.

Tomate

El frío le resta sabor a los tomates. Por ello, se recomienda guardarlos solo si están muy maduros y aun no los vas a usar, o si ya los has cortado, picado o molido. Esto evitará su deterioro. De lo contrario, bastará con mantenlos en un lugar fresco y seco.

No es necesario refrigerar los tomates; pero si quieres mantenerlos más tiempo, puedes incluso congelarlos en un recipiente hermético.    No es necesario refrigerar los tomates; pero si quieres mantenerlos más tiempo, puedes incluso congelarlos en un recipiente hermético.

Otros vegetales

La zanahoria, el brócoli, la coliflor, el pepino, el zapallo (cortado), el zucchini, el rabajito, el apio, el nabo, y la berenjena también deben refrigerarse, de preferencia, en el cajón dispuesto para eso. Debes hacerlo en envases herméticos si ya las sancochaste. Recuerda que cocidos van a durar más tiempo en el congelador. En el caso de la cebolla, solo es necesario si se trata de cebolla cortada o picada. Si está entera puedes dejarla fuera, en un lugar fresco y ventilado.

Las verduras cocidas o picadas deben mantenerse refrigeradas o congeladas.   Las verduras cocidas o picadas deben mantenerse refrigeradas o congeladas.

Frutas

Los cítricos, como el limón, la mandarina, la lima y la naranja, se conservan bien a temperatura ambiente, sin embargo, si buscas que duren más o quieres disfrutarlos fríos, los puedes refrigerar. Lo mismo con las peras o manzanas y con los frutos tropicales, como la piña, la papaya, el mango, el melón, la sandía. Eso sí, recuerda que todo fruta que ha sido picada debe ser refrigerada en un recipiente hermético.

Nunca en la refri:

No hay nada peor que una palta fría y seca salida de la refrigeradora. Si quieres evitar que la palta se se negree, puedes ver esta nota con varios tips comprobados que evitan que se oxide. Tampoco se refrigeran las papas o camotes crudos, ni los choclos –solo previamente cocidos– o los plátanos (pues se negrearán rapidísimo).

Recomendaciones sobre la correcta refrigeración:

  • Luego de tus compras, toma los productos que requieren refrigeración y colócalos en la refri o congelador lo más pronto posible. Así mantendrás la cadena de frío, evitarás el desarrollo de bacterias y mantendrás la calidad y propiedades de los productos. Guíate por la información del productor o de los envases.
  • Lo primero que entró es lo primero que deberás consumir. Pensar el almacenamiento como un ciclo te permitirá mantener y consumir los productos en buen estado, y evitar desperdiciar comida.
  • No guardes comida por mucho tiempo. Fíjate siempre en las indicaciones del productor respecto de su conservación y fecha de caducidad.
  • No vuelvas a congelar alimentos. Si descongelaste algo, cómelo, a menos que los hayas cocido.
No dejes la puerta de la refrigeradora abierta. Esto daña los productos y desperdicia energía.   No dejes la puerta de la refrigeradora abierta. Esto daña los productos y desperdicia energía.

Si te interesó esta nota, quizás te interese leer:

¿CUÁL ES EL MEJOR LIMÓN PARA EL CEVICHE?
video Buenazo de la semana
Aprende a diferenciarlos.