¿Cómo conservar bien los arándanos?

Frescos, refrigerados y congelados. Aprende a conservar estos frutos ricos y saludables, según el uso que vayas a darles.

buenazo
REDACTOR
Redacción Buenazo
08 Abr 2021 | 16:41 h

Los arándanos eran para nosotros casi desconocidos hace 10 años, pero en ese lapso han pasado a convertirse en protagonistas de las agroexportaciones y de las mesas y cocinas peruanas. Ricas en antioxidantes y nutrientes, estas bayas son muy delicadas. Si no las escoges bien, o si no las conservas adecuadamente, terminan marchitas y muchas veces sin poder aprovecharlas en su máximo esplendor. Por eso, en esta nota te contamos todos los secretos para que disfrutes de los arándanos como más te gustan: frescos, en tus muffins, smoothies o cocteles.

Los muffins de arándanos se han convertido en un clásico.   Los muffins de arándanos se han convertido en un clásico.

Saber escoger

Como se trata de un producto de agroexportación, los mejores frutos se van al extranjero: los más grandes y sabrosos. Los de segunda y tercera calidad se quedan, por eso es básico tener un buen proveedor arándanos. Sea que los compres empaquetados o al peso, conviene siempre fijarse si los frutos están enteros y no marchitos. Y es que el mayor problema con los arándanos es que son muy frágiles, y su tiempo de vida es muy corto. Evita, pues, los frutos muy maduros, porque se echan a perder muy rápido y nos obligan a consumirlos inmediatamente. El calor y la humedad, recuérdalo, son sus principales enemigos.

Busca siempre arándanos de buen tamaño y evita aquellos muy maduros.    Busca siempre arándanos de buen tamaño y evita aquellos muy maduros.

Lavado y secado

Si no los vas a usar en los próximos días, es mejor ni tocarlos, y guardarlos en un recipiente ligero (los mismos en los que suelen venderlos), con una cama de papel toalla. Pero si los ves que se han humedecido, o si los vas a usar pronto —mañana o pasado mañana—, lávalos en agua corriente (no sumergidos), y luego escúrrelos bien. Pero no solo eso: hay que secarlos con mucho cuidado y luego guardarlos en un recipiente con el papel toalla como base. Este papel absorberá el exceso de humedad. ¿Dónde guardarlos? En la parte baja de la refri, en el mismo cajón donde van las frutas o verduras. Eso sí, no los olvides, porque su vida es corta: 7 días como máximo.

Si se mantienen secos, puedes conservarlos en estos recipientes, o pasarlos a otros con papel toalla en la base.   Si se mantienen secos, puedes conservarlos en estos recipientes, o pasarlos a otros con papel toalla en la base.

Congelado

Si los vas a congelar, quiere decir que no los vas a comer frescos, porque en el proceso de descongelado los frutos pierden su consistencia. Los frutos que estén más maduritos o ya marchitos y chancados, esos los puedes congelar, porque igual van a terminar procesados: licuados o cocidos. Con estos arándanos puedes preparar jugos o smoothies; o los puedes agregar a cualquier batido que hagas.

Una vez congelados, los arándanos se pueden disfrutar en batidos o <em>smoothies</em>, como este.   Una vez congelados, los arándanos se pueden disfrutar en batidos o smoothies, como este.

En hielos para coctel

¿Te imaginas un coctel que te sorprenda con un arándano escondido en el hielo, y que solo lo disfrutes al final? Bueno, no es nada difícil. Busca los arándanos más bonitos, y ponlos en la cubeta de hielo con agua pura. Puedes usar las frutas que quieras en realidad. Una vez listos los hielos, los puedes agregar a un chilcano, o a una limonada, o puede ser la cereza —o arádano—, que le dé un toque distinto a tu espumante. ¡Salud!

Estos hielos no son nada complicados y siempre sorprenden.   Estos hielos no son nada complicados y siempre sorprenden.

¿Qué no hacer con los arándanos?

  • No los dejes olvidados en la refri.
  • No los dejes en un lugar cálido o donde caiga mucho sol.
  • No los congeles si los quieres consumir frescos y enteros.
  • No los guardes sin haberlos secado.
  • No los guardes con otros frutos rojos —cerezas, frambuesas, moras— a menos que los vayas a consumir ese mismo día, o al siguiente.
  • No dejes frutos maduros o marchitos en un mismo recipiente junto a otros que estén más verdes.

Si te gustó esta nota, puedes consultar estas otras:

¿Cómo lograr el huevo frito perfecto?
video Buenazo de la semana
Los tips de los conocedores.
¿Qué tipo de sal usas en tus comidas?
video Buenazo de la semana
Conoce aquí las más usadas y cuáles son sus beneficios