¿Cómo saber si la chirimoya tiene gusano?

La presencia de estos bichitos en la fruta no es nada agradable. Acá te explicamos cómo identificar las chirimoyas que tienen gusanos dentro.

buenazo

La chirimoya es uno de los frutos más delicados y nobles que nos ha regalado la naturaleza. Su pulpa blanca y carnosa, con un perfecto balance entre lo cítrico y dulce, la convierten en una de las frutas preferidas de los peruanos. Sola, en una clásica chirimoya alegre o en dulces y postres, la chirimoya tiene una legión de seguidores dispuestos a todo por tener las fruta más grande, sabrosa y jugosa del mercado..

Y sin embargo, la que puede ser una experiencia gastronómica sublime de pronto se eclipsa por la presencia de un bichito insignificante, minúsculo, pero capaz de tornar la límpida pulpa de la fruta perfecta, en una tragedia doméstica: el gusano de la chirimoya.

Pero, ¿es peligroso este bichito? ¿Qué pasa si te lo comes? ¿Es posible identificar qué frutas lo tienen dentro? En esta nota, te contamos sobre este gusanito de la discordia, y cómo saber si la chirimoya que pensabas llevarte a casa, lo tiene dentro..

La chirimoya es un manjar.,   La chirimoya es un manjar.,

¿Qué es exactamente ese gusanito?

Felizmente no hay nada que temer. El bendito gusanito es la larva de la mosca de la fruta, una plaga que afecta a muchos cultivos especialmente en los trópicos, es decir, en climas cálidos. Pero estos bichitos son en principio inofensivos, por lo que su presencia en la fruta no debería alarmarnos. Sí, son desagradables, por supuesto, pero lo peor que pueden hacer es echar a perder la fruta —algo realmente serio cuando se trata de una chirimoya—. 

En todo caso, si llegara a causar algún problema de salud, estos no suelen ser de consideración. Solo tienes que preocuparte si llegas a presentar una diarrea o dolores abdominales por muchos días, síntomas de una infección causada por bacterias como la salmonela o la E. coli. Pero como dijimos: sucede rara vez. Sobre todo porque los agricultores están preparados para identificar la fruta infectada y eliminar el bicho antes de que se convierta en un problema para sus cultivos.

El gusano a veces lo encontramos dentro de la fruta.   El gusano a veces lo encontramos dentro de la fruta.

¿Qué hacen los gusanos?

Nadie mejor que los mismo productores para explicarnos la forma de identificar la presencia de estas larvas en la chirimoya. Por eso, hablamos con Dora Saenz, quien tiene sus cultivos de chirimoya y palta en andenes y laderas de los cerros de la sierra de Lima (Huarochirí), de donde provienen las mejores chirimoyas del Perú. 

Dora nos dice que esos gusanos no hacen daño a las personas, solo a las frutas. “Las moscas de las frutas ponen sus huevos en la cáscara de la chirimoya, y cuando estas se transforman en larvas, ingresan a la fruta y la malogran”. Sabemos que las larvas no hacen daño, pero sí afectan la calidad del producto, porque dejan un rastro de pulpa malograda en su recorrido por el interior de la chirimoya: una rastro marrón de sabor agrio, nada agradable.

Los productores de chirimoya las revisan cuando aún están verdes para identificar si tienen o no gusanos.    Los productores de chirimoya las revisan cuando aún están verdes para identificar si tienen o no gusanos.

¿Cómo identificar una fruta infectada?

La larva realiza un orificio en la superficie de la chirimoya —minúsculo—, muchas veces imperceptible. Es más, se puede confundir con unas manchas que a veces desarrollan la fruta. Por eso, para saber si la chirimoya tiene o no gusano, los productores como Dora y su familia, revisan la cáscara de la fruta en busca de estos orificios cuando esta aún está verde. 

Los orificios se encuentran en la superficie.    Los orificios se encuentran en la superficie.

“A veces es fácil de ubicarlos, y en esos casos, se desecha la fruta o no se lleva al mercado; pero a veces es más difícil, y la única forma de confirmarlo es haciendo un corte en la superficie. Si la pulpa es blanca por dentro, no hay gusano, pero si hay una mancha marrón, quiere decir que ya entró”. Eso no quiere decir que la chirimoya no se pueda comer. Se puede retirar la parte manchada; el resto de la fruta mantiene su sabor inalterado.

Ah, y no confundas el color marrón o crema que desarrolla la fruta cuando madura, sobre todo en la parte central, que culmina en el tallo que la une al árbol. 

Y a ti, ¿te gusta la chirimoya?

5 COCTELES CON CHAMPÁN
video Buenazo de la semana
PARA EL VERANO