¿Cómo hacer mermelada de fresa casera?

Una preparación súper fácil e ideal para evitar la merma de fruta. Solo necesitas dos ingredientes y algo de paciencia.

buenazo

La mermelada casera es un excelente recurso para evitar la merma de la fruta que no vamos a consumir fresca y hacer una buena mermelada, libre de preservantes o aditivos. Es súper fácil —se puede hacer con cualquier fruta en realidad—. Solo necesitas dos ingredientes (azúcar y fresas); tener un poco de paciencia y no perder de vista el fuego en ningún momento. 

Limpiar y cortar las fresas para eliminar la ramita y las partes malogradas.   Limpiar y cortar las fresas para eliminar la ramita y las partes malogradas.

¿Cómo empezar?

La previa consiste en la limpieza de la fresa. Retira las partes que tenga un color desagradable, que se note que está ya malogrado. También hay que quitarle la punta que va unida a la rama. Aparte, calienta agua en una olla para desinfectar los frascos. Una vez que el agua hierva, sumerge los frascos limpios por unos minutos, para eliminar cualquier microorganismo. Una vez desinfectados, los puedes colocar sobre un paño limpio.

Los frascos pueden ser reciclados, pero deben limpiarse y desinfectarse.   Los frascos pueden ser reciclados, pero deben limpiarse y desinfectarse.

La receta

  • Tradicionalmente se usa la proporción 1-1, es decir, la misma cantidad de azúcar que de fruta (500 gramos x 500 gramos, por ejemplo)... Pero puedes reducir el azúcar un poco.
  • Vierte las fresas y el azúcar juntas y cocínalas a fuego medio. No pierdas de vista la olla porque cuando hierve, el azúcar y la fresa se pueden rebalsar y luego la limpieza de la cocina es un dolor de cabeza. 
  • ¿Cuál es el punto ideal? Depende de tu gusto y de la intensidad del fuego. Lo mejor es que vayas mirando. Si te gusta a la mermelada con trozos de fresa, sáca la preparación del fuego antes, pero, ojo, la consistencia será un poco suelta (porque el líquido no se habrá evaporado). Si prefieres la mermelada más espesa, puedes esperar a que disuelva toda la fruta.
  • Una vez listo, vierte con cuidado la preparación en los frascos, tapa e inmediatamente pon de cabeza el frasco para crear el efecto de vacío y que el frasco se selle. De esta forma, la mermelada puede mantenerse sin refrigerar durante meses. Eso sí, una vez abierto el frasco, se debe refrigerar para evitar que se malogre. Fíjate que el recipiente sea resistente al calor. De lo contrario, puedes dejar que la preparación se enfríe y almacenarla directamente en la refrigeradora.
La consistencia depende del gusto de cada uno: o bien disuelta o con fruta entera.   La consistencia depende del gusto de cada uno: o bien disuelta o con fruta entera.

¿Y qué tal te pareció nuestra receta? ¿Te animas a prepararla? Si te gusto esta nota, puedes ver estas otras:

¿CÓMO LIMPIAR EL MICROONDAS?
video Buenazo de la semana
POR DENTRO Y POR FUERA
¿CÓMO MANTENER FRESCAS LECHUGAS?
video Buenazo de la semana
4 sencillos pasos