¿Por qué comemos 12 uvas en año nuevo?

La historia de una costumbre hispana que hemos hecho nuestra en Latinoamérica. Y tú, ¿con qué uvas celebrarás las 12?

buenazo
REDACTOR
Redacción Buenazo
15 Dic 2020 | 21:25 h

La celebración de fin de año exige un acto simbólico. Sea que lo veamos como una despedida del año viejo o una promesa para el año que viene, nuestras celebraciones —por naturaleza— están cargadas de simbolismo: el paseo alrededor de la manzana con maletas, para que nunca falten viajes; la ropa interior de color amarillo o rojo, para tener buena suerte, ni qué decir de la quema del muñeco. Pero, ¿y sabes el por qué de las uvas y qué representan?

El origen de una costumbre

El origen se remonta a Madrid, aunque no hay una fecha exacta (fines del siglo XIX, inicios del XX). Algunas fuentes señalan que se trataba de una moda de la aristocracia francesa copiada por los burgueses españoles. El hecho es que ya para la segunda década del siglo pasado se había vuelto costumbre, entre madrileños y viajeros, recibir el año nuevo comiendo 12 uvas al compás del reloj de la tradicional Puerta del Sol. Este año, sin embargo, debido al nuevo confinamiento, no estará permitida la reunión en la plaza, y solo lo transmitirán por televisión, como lo vienen haciendo desde 1962.

Las 12 de la noche en el reloj de la Puerta del Sol. Una historia con un origen incierto.   Las 12 de la noche en el reloj de la Puerta del Sol. Una historia con un origen incierto.

¿Por qué uvas?

Unas de las historias que se cuentan —aunque tampoco hay certeza de su veracidad—, es que las uvas se debieron a un excedente de producción de esta fruta entre los productores de Alicante en el año 1909. Las uvas típicas de esta región: la llamada Aledo, ahora se conocen como las “uvas de la buena suerte”. Es más, tal es el éxito comercial de esta variedad de uva en esta época, que es posible encontrar las 12 uvas blancas empacadas, peladas y sin pepas listas para el conteo definitivo.

Una uva por cada campanada, y por cada mes del año que viene.   Una uva por cada campanada, y por cada mes del año que viene.

¿Qué significan las 12 uvas?

La costumbre dicta pedir un deseo con una uva por cada uno de los 12 meses del año venidero. La primera corresponde a enero, la segunda a febrero, y así sucesivamente. Pero recuerda, al tratarse de un acto simbólico, también puedes agregarle algo de tu propia cosecha, como agradecer al año que se va, por ejemplo (sí, todos queremos que este año acabe). Eso es lo bueno de los símbolos, que tienen una lectura abierta. Pero si quieres apegarte a la cábala, ponle toda tu energía a la buena suerte por venir.

Los madrileños y viajeros se reunen en esta plaza para esperar las 12.    Los madrileños y viajeros se reunen en esta plaza para esperar las 12.

¿Qué uvas son las mejores?

La variedad que se usa en Madrid es la Alevo. En el resto de España varía, de acuerdo a la disponibilidad, aunque de preferencia se buscan las variedades blancas. En nuestro país dependemos de lo que haya en el mercado. Felizmente estamos en plena temporada de uva de mesa, así que hay para escoger. Si se tata de seguir la costumbre, tendría de que ser una uva blanca, que puede ser una Italia o la sultana; o en todo caso, la Red Glove o una negra.

Las mejores uvas son las que estén más bonitas y sabrosas.    Las mejores uvas son las que estén más bonitas y sabrosas.

Así que anda preparando tus 12 deseos y tus 12 uvas, y que el año que viene sea, esperemos, mejor que este.

Si te gustó esta nota, seguro querrás leer también estas otras:

¿CUÁL ES EL MEJOR LIMÓN PARA EL CEVICHE?
video Buenazo de la semana
Aprende a diferenciarlos.