¿Cómo descongelar el pavo?

Para evitar la contaminación o la aparición de bacterias, estas son las tres formas seguras de descongelar el pavo navideño.

buenazo
REDACTOR
Redacción Buenazo
02 Dic 2020 | 11:11 h

El pavo es un alimento sano y nutritivo, cuyo consumo se multiplica en la temporada navideña. Actualmente, no es muy común consumir pavos de corral y la gran parte del mercado de pavo se concentra en los pavos congelados que ofrecen las avícolas, por lo que es importante saber cómo tratarlos para que lleguen en el estado ideal a la Noche Buena.

Los pavos que se venden congelados pesan entre 6 y 12 kilos, aproximadamente (son piezas realmente grandes para lo que solemos ver en nuestras cocinas). Si bien pueden quedarse mucho tiempo en el freezer tenemos que descongelarlos con anticipación para poder macerarlos y cocinarlos adecuadamente y para evitar cualquier tipo de desarrollo bacterial. En concreto, hay tres métodos seguros de descongelar un pavo.

1. En la refrigeradora

Es la forma más segura, ya que se mantiene la cadena de frío (por debajo de los 4.5 °C), lo que contribuye a que se no se desarrollen microorganismos dañinos para la salud que sí podrían desarrollarse a temperatura ambiente.

Debes colocar el pavo en un recipiente que pueda contener todo el líquido que va a soltar, evitando que entre en contacto con otros alimentos, especialmente con frutas o verduras, que se consumen frescas. Recuerda que toda carne cruda puede transmitir bacterias a otros alimentos (contaminación cruzada). El lugar adecuado donde debe ir en pavo es en la parte baja de la refri. Es mejor si reservas toda la bandeja para el ave.

Eso sí, descongelar un pavo en la refrigeradora toma tiempo: considera que por cada 2 kilos de carne de pavo necesitas 24 horas; es decir, para un pavo de 8-10 kilos, necesitarás unos 4 días o más. Así que a planificar bien.

En la parte baja y en bandeja, para evitar que sus jugos entren en contacto con alimentos frescos.   En la parte baja y en bandeja, para evitar que sus jugos entren en contacto con alimentos frescos.

2. En agua

Para este método es necesario mantener el pavo en la bolsa en la que vino o en una que no tenga hueco y esté bien anudada. La idea es evitar que, al estar sumergido, el pavo absorba agua, ya que eso afecta la calidad de la carne. Asimismo, la idea es evitar que los líquidos salgan —para que no contaminen otros alimentos. Coloca el pavo en un recipiente lo suficientemente grande para contener el pavo y el agua.

Asegúrate de cambiar el agua cada 30 minutos, así evitarás que suba mucho la temperatura —tiene que estar fría— y pueda desarrollar alguna bacteria (sea que haya estado presente en el pavo antes de congelarlo o que haya surgido durante el descongelado). Al igual que en la refri, es necesario tiempo, aunque mucho menos: entre 4 y 5 horas por cada 2 kilos. Saca tu cálculo. Ah, una cosa más: una vez descongelado, debes empezar a prepararlo inmediatamente.

No sumerjas el pavo sin bolsa. Recuerda cambiar de agua cada 30 minutos.    No sumerjas el pavo sin bolsa. Recuerda cambiar de agua cada 30 minutos.

3. En el microondas

Este método solo se aplica si tienes un pavo pequeño o un horno muy grande. Y debes hacerlo según las indicaciones del productor del microondas, ya que no todos los hornos funcionan igual (el tiempo que toma depende del tamaño o peso del ave). La gran ventaja de este método es que el tiempo de espera es una fracción del anterior, ya que las microondas actúan desde dentro del pavo. Al igual que el descongelado bajo el agua, debes prepararlo inmediatamente después, ya que es probable que parte del pavo se haya cocinado, y las carnes a medio cocer pueden favorecer el desarrollo de bacterias si las dejamos así por mucho tiempo.

Sea pavo o pollo, el microondas es la forma más rápida de descongelar la carne. Solo recuerda cocinarla inmediatamente después.    Sea pavo o pollo, el microondas es la forma más rápida de descongelar la carne. Solo recuerda cocinarla inmediatamente después.

Para tener en cuenta:

  • Si vas a macerar la carne (que es lo que solemos hacer en Navidad) hazlo siempre en la refri, para que el pavo esté el menor tiempo posible expuesto a la temperatura del ambiente. En esta nota te explicamos cómo marinar y poner en salmuera al pavo.
  • Una vez cocida la carne, puedes congelarla si deseas almacenarla por más tiempo.
  • Todos estos métodos se aplican también a otras carnes, aunque seguro variarán los tiempos.
Manipula el pavo (y toda carne cruda) con cuidado para evitar la contaminación cruzada.   Manipula el pavo (y toda carne cruda) con cuidado para evitar la contaminación cruzada.

Dado este primer paso puedes ahora pensar en cómo marinar el pavo y luego revisar esta nota con la técnica para lograr un horneado perfecto.

Si te interesó esta nota, te recomendamos le des un vistazo a estas otras:

¿CUÁL ES EL MEJOR LIMÓN PARA EL CEVICHE?
video Buenazo de la semana
Aprende a diferenciarlos.