¿Cómo cocinar las menestras?

Cuánto tiempo debo remojar y cocinar los frejoles, las lentejas, los garbanzos, las alverjitas y los pallares.

buenazo
REDACTOR
Angy Hernández
18 Ago 2020 | 12:03 h

Muy ricas en hidratos de carbono, proteínas vegetales y azúcares, las menestras son alimentos que deben estar presentes en la dieta de todas las personas. Tienen un alto contenido de hierro, que ayuda a prevenir la anemia, así como calcio, fósforo, magnesio, potasio y zinc. Además, su consumo ayuda a disminuir el nivel de colesterol en la sangre. al igual que los cereales, las menestras son una valiosa fuente de fibra dietética que ayuda a prevenir el estreñimiento y el cáncer al colon, entre otras disfunciones estomacales.

Remojo

Para potenciar el valor nutricional de las menestras, y para que se ablanden, es recomendable remojarlas durante al menos 12 horas antes de cocinarlas (a excepción de las lentejas y las alverjitas). Pasado este tiempo, el agua se debe cambiar y las menestras deben llevarse a la cocina.

Cocción

La cocción demanda un tiempo variable según el tipo de menestra. Por ejemplo, las lentejas y alverjitas, demandan entre 25 y 35 minutos. Los frejoles y pallares se cocinan de 45 a 75 minutos, y los garbanzos, de 1 1⁄2 a 2 horas, respectivamente. Estos tiempos de cocción varían si se usa olla a presión pues esta los reduce significativamente.

Para evitar pesadez en la digestión, algunas personas recomiendan retirar la capa de burbujas que va formando en la superficie del agua de las menestras durante la cocción. Eso sí, se recomienda no cambiar el agua mientras hierve, pues esto hace que pierdan sabor. Tampoco es recomendable hervir las menestras en abundante agua, sino con el agua suficiente para cubrirlas. Para controlar que el agua nunca baje del nivel ideal, debes estar supervisando la cocción constantemente y aumentar agua hirviendo de a pocos. Eso sí, es mejor si en vez de agua usas caldo (de res o pollo). De esta manera tus menestras quedarán más sabrosas.

Finalmente, debes tener en cuenta que, dependiendo de cada receta, se puede sazonar o aderezar la menestra durante o después de la cocción.

Conservación

Para poder comer menestras cuando quieras, puedes guardarlas congeladas en porciones. Solo debes dejarlas enfriar y colocarlas en un recipiente cerrado en el congelador. De este modo, solo tendrás que descongelar la porción que vas a necesitar para poder preparar su plato preferido en pocos minutos.

¿CUÁL ES EL MEJOR LIMÓN PARA EL CEVICHE?
video Buenazo de la semana
Aprende a diferenciarlos.