Atención con las esponjas y trapos de cocina

Estos utensilios de limpieza acumulan más gérmenes y bacterias de las que eliminan. ¿Sabes cómo mantenerlos desinfectados?

buenazo

En el fondo lo sabemos, aunque preferimos ignorarlo. Los trapos, estropajos y esponjas que usamos en la cocina son terreno fértil para la proliferación de bacterias y gérmenes que pueden afectar nuestra salud. El jabón o lavavajillas con que se usan para lavar no eliminan estos microoganismos. ¿Por qué? La humedad y los residuos de alimentos se encargan de reproducir estos agentes patógenos. Pero descuida, acá te explicamos cómo desinfectarlos y qué otras medidas tomar para mantenerlos limpios y desinfectados.

Los trapos y esponjas son terreno fértil para el cultivo de gérmenes y bacterias.   Los trapos y esponjas son terreno fértil para el cultivo de gérmenes y bacterias.

La base científica

En España, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) reveló que más del 90% de los trapos y esponjas usados en cocina presentaban condiciones higiénicas deficientes, con cantidades elevadas de gérmenes y bacterias que son responsables de infecciones o enfermedades que afectan al aparato digestivo. Lo mismo encontraron científicos alemanes del Instituto de Microbiología Aplicada de la Universidad Justus Liebeg, en Giessen: la concentración de bacterias era mayor de la que se pensaba.

Los restos de comida y la humedad son las causas de la contaminación de las esponjas y trapos.   Los restos de comida y la humedad son las causas de la contaminación de las esponjas y trapos.

¿Cómo desinfectarlos?

Aunque algunas páginas recomiendan desinfectarlos en el microondas, esto puede ser peligroso pues algunas esponjitas tienen fibras metálicas. Los estudios científicos llegaron a la conclusión que la mejor forma de desinfectar estos utensilios es lavando concienzudamente luego de cada uso, para eliminar todos los restos de comida y grasa.

La mejor forma, sin embargo, es poner los estropajos y esponjas en una solución de agua con lejía, al menos una vez a la semana, durante unos minutos. Además, una vez enjuagados y escurridos, para eliminar los restos de lejía, se recomienda dejarlos secar bien antes de volverlos a usar.

Sumergirlo en agua con lejía unos 10 minutos bastan para desinfectar estos implementos de limpieza.   Sumergirlo en agua con lejía unos 10 minutos bastan para desinfectar estos implementos de limpieza.

Otra forma de desinfección es con vinagre blanco, un ingrediente que todos tienen en su cocina. Este producto es un gran desinfectante, debido a su concentración de ácido acético, que elimina los microorganismos, así como los malos olores y restos de grasa. Pero luego tendrás que lavar y enjuagar bien para eliminar el olor.

Otras recomendaciones:

  • Recuerdo esto siempre: una esponja que huele mal, es una esponja contaminada.
  • Utiliza distintos paños o esponjas para distintos usos o áreas de la casa (cocina, baño, etc.). Usa distintos colores para no confundirlos.
  • Cambia regularmente estos utensilios por otros nuevos. La frecuencia dependerá de su uso; puede ser cada semana o cada mes.
Usa esponjas de distintos color para distintos usos y cámbialas regularmente.   Usa esponjas de distintos color para distintos usos y cámbialas regularmente.

Si te pareció útil esta nota, te recomendamos leer estas otras:

¿CÓMO LIMPIAR EL MICROONDAS?
video Buenazo de la semana
POR DENTRO Y POR FUERA
¿CÓMO MANTENER FRESCAS LECHUGAS?
video Buenazo de la semana
4 sencillos pasos