¿Cómo hacer un buen chocolate caliente?

Desde la selección de una buena barra hasta la receta y el secretito en la olla: todos los detalles para que prepares la taza de chocolate perfecta.

buenazo
REDACTOR
Redacción Buenazo
03 Dic 2020 | 18:30 h

¿Qué sentido tiene tomar una taza humeante de chocolate en un país que por estas fechas está en pleno verano...? Pues si bien el chocolate caliente es una bebida tradicional de invierno en países europeos y de Norteamérica, lo hemos adoptado como nuestro y, aunque parezca extraño, lo disfrutamos como pocos en esta temporada calurosa y es infaltable en las fiestas de fin de año.

Pero lo cierto es que no es común probar una verdadera bebida de chocolate. La mayoría del llamado "chocolate de taza" que prolifera en esta temporada es un producto elaborado industrialmente, que sabe a chocolate —lo dice en su etiqueta—, pero que no es chocolate. En realidad, hay muy pocos productos que pueden jactarse de tener cacao.

El chocolate caliente ya es parte de nuestra cultura, aunque resulte paradójico consumirlo en temporada cálida.    El chocolate caliente ya es parte de nuestra cultura, aunque resulte paradójico consumirlo en temporada cálida.

La clave: la pasta de cacao

Para lograr un chocolate caliente en toda regla es indispensable usar pasta pura de cacao, un producto obtenido de la molienda de las semillas del fruto del cacao que es la base de todos los chocolates. Entre las barras que están hechas con pasta pura de cacao, y están disponibles en el mercado, hay algunas que llevan cacao al 100% y otras que incluyen un porcentaje mínimo de azúcar (y en algunos casos, también clavo y canela), algo que permite abaratar costos sin traicionar la calidad del producto.

La pasta pura de cacao es la garantía del sabor, pero además, de nutrición.    La pasta pura de cacao es la garantía del sabor, pero además, de nutrición.

Debes tener en cuenta que muchos de las barras que se venden como chocolate de taza no tienen entre sus ingredientes pasta de cacao o tienen solo una pequeñísima fracción de ella. Al final, están hechos de azúcar, aceite de palma, cacao en polvo y saborizantes. Es decir, son productos ultra procesados. Y eso se traduce, por supuesto, en un precio más bajo, pero también en la calidad de la experiencia. Así que, si bien el cacao puro en pasta es un producto más costoso que las barras que abundan en el mercado —la variación en el precio puede llegar a ser considerable: 5 a 1— la diferencia se nota en el sabor... y, a la larga, también en sus efectos en la salud pues la pasta de cacao es más nutritiva y ofrece múltiples beneficios para el organismo. Tenlo en cuenta.

Ahora sí, la receta:

El chocolate es un asunto personal. Hay quienes prefieren el sabor amargo y especiado, o suave y cremoso. Por eso, te proponemos una receta base, gracias a la chocolatera Giovanna Maggiolo (Xocolatl), para que a partir de ella, hagas tu bebida como te gusta.

Ingredientes:

  • 100 g. de pasta pura de cacao
  • 100 g. de azúcar o panela
  • 1 taza de agua
  • Leche al gusto
  • Especias al gusto

Preparación:

    1. Coloca el agua en una olla y lleva al fuego.
    2. Agrega el azúcar y el chocolate (en trozos o rallado).
    3. Disuelve con un batidor de globo o varillas (hay que disolverlo bien para que no se sienta terroso) y llévalo a hervir a fuego medio, con mucho cuidado. No le quites los ojos de encima y no dejes de mover.
    4. En este punto puedes, si deseas, agregar las especias: ralladura de naranja, canela, clavo, anís estrella; incluso kion o cardamomo. 5 minutos serán suficiente para que suelten su aroma y sabor. Retíralos con un colador.

Espeso o cremoso

Llegado hasta aquí tienes dos opciones, dependiendo cómo te guste el chocolate: o lo espesas y lo tomas así, una taza de puro chocolate denso; o le agregas leche, que es nuestra costumbre (fresca mejor que de tarro). La cantidad de leche depende de qué tan intenso lo desees. Hay quienes al final le agregan una "nada" de mantequilla, o una pizca de sal. O se lo toman frío con hielo… Cuestión de gustos.

El chocolate se puede reducir hasta que quede como una crema. Incluso en este punto se puede agregar leche caliente.   El chocolate se puede reducir hasta que quede como una crema. Incluso en este punto se puede agregar leche caliente.

Sustituto

Ojo, puedes reemplazar la pasta de cacao por chocolate bitter al 100%. La única diferencia es que este último es más refinado y, claro, que su costo es mayor. También puedes usar un buen cacao en polvo o cocoa, pero ten en cuenta que el resultado final siempre va a depender de la calidad del producto que uses.

También se puede usar un chocolate bitter con alto porcentaje de cacao.    También se puede usar un chocolate bitter con alto porcentaje de cacao.

Y, bueno, recuerda siempre consumir el chocolate con moderación porque, junto a esa taza seguro hay una o dos porciones de panetón, ¿no? Así que cuidado con los excesos y, en todo caso, si vas a pecar, que sea con los mejores insumos, con sano gusto. 

Y a ti, ¿cómo te gusta el chocolate de taza?

Si te gustó esta nota, quizás quieras leer estas otras:

¿CUÁL ES EL MEJOR LIMÓN PARA EL CEVICHE?
video Buenazo de la semana
Aprende a diferenciarlos.