Los tips de La Tacu: Aderezos caseros congelados y al instante

Una manera eficiente de contar con aderezos siempre listos y en buen estado para darle sabor a nuestras preparaciones.

buenazo
REDACTOR14 Abr 2021 | 12:58 h

Los aderezos son el alma de nuestros platos pero si no nos organizamos pueden ser un dolor de cabeza al momento de cocinar. Sucede que muchas veces no contamos con el tiempo necesario para prepararlos como se debe o no tenemos los insumos que se requieren para alcanzar el sabor que buscamos (y eso sí que es un problema). Esto último pasa sobre todo cuando requerimos ingredientes perecibles que no podemos almacenar de forma sencilla.

Pero hace un tiempo encontré la solución: congelar los aderezos. Pero no de cualquier manera, sino porcionándolos en cubeteras de hielo. Esto es muy importante ya que si los congelas en bloques grandes luego tendrás que descongelar todo y tendrás que descartar lo que no hayas empleado ese día en tu preparación. Es decir, desperdiciar un montón de delicioso aderezo.

Es importante disponer los aderezos en orden porque así es más fácil identificarlos una vez congelados.</div>   Es importante disponer los aderezos en orden porque así es más fácil identificarlos una vez congelados.

Los cubitos son muy prácticos porque me permiten usar uno, dos, tres o más, dependiendo de lo que se requiera para la preparación que tengo en mente (un cubo es equivalente a una cuacharada aproximadamente). Cuando quiero usarlos, simplemente los saco un poco antes para que se vayan derritiendo o tan solo un momento antes pues de todas maneras terminarán disolviéndose con el calor de la cocción.

Para optimizar busco un día en que tengo tiempo (o me hago tiempo) y me dedico a preparar los aderezos elementales y los que más uso: el de cebolla con ajo (para cualquier plato criollo), el de ají amarillo, el de ají mirasol, el de panca y el de culantro. Una vez que están fríos y bien licuados, los vierto sobre la cubetera de forma ordenada. En el caso del aderezo de cebolla, no licúo, solamente pico la cebolla bien finita antes del sofrito. Una vez distribuidos, los tapo con papel film, les pongo una etiqueta y los llevo a freezer. Ojo, no siempre tienes que preparar tú los aderezos en casa, puedes también congelar aderezos comprados en las especierías.

Cada cubito equivale, más o menos, a una cucharada.   Cada cubito equivale, más o menos, a una cucharada.

Ahora sé que cuento siempre con aderezos sabrosos y no me hago un mundo cuando tengo poco tiempo y se me antoja un arroz con pollo, un seco, un ají de gallina o un escabeche. Cocinar se me hace mucho más fácil. 

Y, bueno, de pasadita, voy reduciendo la cantidad de veces que debo salir al mercado pues hago las compras y proceso inmediatamente hierbas como el culantro, que antes se me marchitaban en la refri.

Tip adicional: recuerda que también puedes congelar caldos, salsa de tomate o la base del pesto. En estos casos, uso pequeños tuppers y no cubeteras, siempre marcados con etiquetas parra poder identificarlos.

Es importante guardarlas de forma ordenada porque una vez congeladas puedes ser difícil indentificarlas.

Lorena Benza, La Tacu.   Lorena Benza, La Tacu.

La Tacu

Es un emprendimiento que se dedica a alimentar con cariño a las personas que valoran la sazón casera y de calidad. Más información en la cuentas de Instagram y Facebook de La Tacu. Correo: lorenabenza@gmail.com

Y si quieres saber más sobre aderezos, conoce aquí los secretos de la sazón criolla.

¿ES NECESARIO LAVAR LOS CHAMPIÑONES?
video Buenazo de la semana
Aprende a limpiarlos antes de consumirlos.